PORQUE ESTOY EN LA CATEDRAL DE CRISTAL | Dante Gebel
  • Dante Gebel Decenas de miles de personas son inspiradas por medio de sus programas de televisión y radio, sus conferencias y mensajes en sus giras internacionales en cuyos recintos agotan las localidades y sus libros que suelen ser un éxito de ventas...
    Ver más

Dante Gebel
Hace poco mas de dos años me hicieron la propuesta formal para hacerme cargo de la congregación hispana de la Catedral de Cristal, quizá la iglesia mas emblemática y famosa de los Estados Unidos. Por aquel entonces yo vivía en Miami y oraba por un lugar desde donde podría transmitir los mensajes que hoy llegan a todo el mundo.

La iglesia no atravesaba su mejor momento económico y quienes me hicieron la propuesta fueron muy frontales y claros conmigo: “No hay presupuesto disponible, solo pocos menos de 300 miembros (hablando de la iglesia hispana) pero tienes toda la libertad para crecer, utilizar el campus, predicar a las naciones y extender el Mensaje de salvación”. Lo oramos junto a mi esposa, y el desafío nos sedujo. “Solo Dios puede hacer un milagro” –me dijo un Pastor amigo, y la frase “Solo Dios puede” siempre fue una constante en mi vida y fue el detonador de mi decisión.

Solo Dios pudo llenar esos estadios. Solo Dios nos dio el dinero cada vez. Solo Dios me llevó a las naciones y me permitió predicar en televisión, radio, internet y a través de decenas de libros. Solo Dios pudo usar a un muchachito de algún barrio perdido del Gran Buenos Aires.

Esta vez no sería la excepción, y no lo fue.

“Prométeme que me darás la gloria y yo traeré la gente desde el norte, sur, este y el oeste de la nación” fue la palabra puntual que recibí del Señor.

De inmediato la iglesia creció explosivamente, de 300 pasamos a mas de 3.000 en poquísimo tiempo (estos números pueden que no sorprendan a nuestras iglesias de américa latina acostumbradas a las multitudes, pero quienes viven en Estados Unidos saben lo que significa); en unos días mas tendremos nuestro segundo servicio, por la gran cantidad de almas que siguen conociendo al Señor cada semana en la Catedral y que se siguen agregando. No damos a basto con la demanda de bautismos, y los cientos que solicitan agregarse a la familia de la iglesia en español.

Desde la Catedral salimos a todo Los Angeles por Telemundo (una de las redes locales mas importantes) por Enlace a mas de 70 países a través de 13 satélites y por Daystar a todo el territorio Estadounidense doblado al inglés.

Muy pronto nuestro programa saldrá a todo Asia, Europa y Oceanía, doblado a diferentes idiomas.

Cuando vine supe que no venía a la Catedral por dinero; pese a la “fantasía” de algunos, desde hace muchos años que tengo la vida resuelta en términos económicos, presido mi propia empresa desde hace mucho tiempo (Línea Abierta Group) y no tengo necesidades económicas de ningún tipo. Siempre tuve muy en claro que al venir a California, estábamos en una misión muy puntual del Señor, y así lo sigo sintiendo.

LA CRISIS DE LA IGLESIA AMERICANA

Durante este proceso de crecimiento (y una visitación del Espíritu Santo increíble, que solo los que han venido pueden dar fe de lo que se siente y se recibe durante nuestros servicios)la iglesia anglo ha entrado en bancarrota (sus servicios han decrecido en asistencia desde hace un tiempo) y ahora publicaron que venderán el campus para pagar sus deudas, contraídas desde hace mucho tiempo y antes que nosotros llegáramos aquí.

Técnicamente todo sigue igual, los americanos hacen esta operación para pagar sus deudas, y siguen rentando la Catedral y sus instalaciones durante los próximos quince años con la intención de volver a comprar todo (ya que tienen una cláusula que les otorga esa exclusividad).

Porqué cuento esto? Porque nuestra iglesia hispana NO TIENE ABSOLUTAMENTE NADA QUE VER con este asunto.

Desde que llegué he tenido la mayor libertad para operar, ministrar y crecer (de hecho la Catedral se ha transformado en una iglesia pentecostal que vive un avivamiento histórico!),tanto la familia Schuller como toda la comisión directiva me han dado absoluta libertad con una sola meta: predicar todo el consejo de Dios y multiplicarnos.

Yo estoy infinitamente agradecido por ello, jamás me he sentido un contratado, sino que siempre me han respetado como a un Siervo de Dios, otorgándome toda la libertad para implementar la visión que el Señor nos dio.

Nadie condicionó mi mensaje y mucho menos la unción que reposa sobre mi ministerio. Y eso se refleja en mis mensajes cada semana.

Lamento todos estos contratiempos que mis hermanos americanos están viviendo, oramos siempre por ellos y les tengo un gran cariño, pero es también mi obligación decir que nuestra iglesia hispana está mejor que nunca y todo este tema financiero que ellos viven no nos afecta en lo más mínimo.

Seguimos creciendo, nuestras finanzas están saludables y tendremos nuestro segundo servicio en estos próximos meses. Dios sabe porqué permite ciertas cosas.

DE AHORA EN MAS

Desde aquí seguiré predicando a todas las naciones por televisión e internet (cada semana subimos el mensaje dominical de manera gratuita a www.catedraldecristal.org) y como dije públicamente el domingo pasado en la Catedral: “He llegado aquí con la única condición que la presencia del Señor siempre estuviese en este lugar. El día que sienta o perciba que Dios ha quitado su mano o retirado su presencia, me iré en el siguiente minuto. No quisiera quedarme un instante mas en un lugar donde el Señor ya no está. Mientras vivamos este avivamiento, este mover genuino y esta multiplicación de almas milagrosa, aquí estaré, a bordo de esta visión y sosteniendo el timón”.

Cuando llegue el momento en que Dios me diga: “Terminó tu tiempo en la Catedral”, me iré con el mismo gozo con el que llegué, sabiendo que Dios tiene lista una puerta aún mas grande. Ese siempre fue el estilo de Dios para conmigo y lo seguirá siendo hasta el fin de mis días. El siempre tiene un as bajo la manga.

Yo no llegué a la Catedral a construir mi propio imperio o para aferrarme a algo que no construí (aunque no faltó algún desorientado que me escribiera que en vez de construir semejante Catedral porqué no le di ese dinero a los pobres!)

Yo solo soy un predicador llano, un comunicador de buenas noticias que prefiere transitar la vida viajando liviano. Donde me permitan predicar con libertad e inspirar a las generaciones, allí estaré. Me hace bien a mi salud emocional el saber que solo dependo de Dios y que nadie podría contratarme jamás.

Tengo corazón de evangelista, nunca he dejado de serlo, y estar en una iglesia con tal belleza arquitectónica, con todo un equipo de televisión de última generación para desde allí predicarle a casi todo el globo, cubre el mayor de mis sueños que es llegar a la mayor cantidad de gente posible. Si a eso le sumo el hecho que el Señor nos ha dado una congregación maravillosa de tantos miles en poco tiempo, no hay mucho mas para debatir.

Algo histórico está pasando en la Catedral! Cuanto mas agua inunde el altar, mayor el es el fuego que lo consumirá y la gloria será tan palpable y genuina, que no quedará la menor duda que Dios está promoviendo su mano milagrosa una vez más.

 

Aún recuerdo los comentarios que algunos detractores que cada vez que terminábamos una cruzada en Argentina decían: “Esta vez le salió bien de casualidad, pero no va a poder pagar el estadio ni los gastos de otra cruzada”. Y una y otra vez, volvíamos a llenar cada estadio y de manera gratuita (como debe ser el evangelismo verdadero); de hecho lo volveremos a hacer el 23 y 24 de septiembre de este año (www.elsuperclasico.org)

A ESTO ME DEDICO

Si conocí alguna cualidad de Dios en estos años, es su fidelidad para conmigo. Creo quesoy el hombre ideal para estar en la Catedral de Cristal en ESTE momento.

Me atraen los desafíos y las situaciones complejas, fui procesado y forjado en medio de ellas.

Cuando alguien me dice sorprendido: “No tenemos dinero para esta visión, y tampoco conseguimos el apoyo de los demás pastores”, es ahí cuando les respondo: “Bienvenido a mi mundo! Yo he logrado una especialidad en eso”.

Si no hay obstáculos para vencer o gigantes para derrotar, no cuenten conmigo. Pero si la cosa se empieza a poner fea, y los israelitas tiemblan por un gigante que los reta a diario, se que Dios y yo somos mayoría.

Muéstrenme una iglesia devastada, abrumada y sin brújula a la que llega un pastor con una visión clara y con carga por las almas y yo les mostraré un Dios que se glorifica y levanta la congregación como un estandarte y ejemplo para el resto del mundo.

Cuando tengo que llenar el papel de migraciones en un avión, y debo completar el casillero que dice “oficio”, siempre estoy tentado a escribir “Piloto de tormenta”, pero dudo que puedan comprender la magnitud de lo que esa frase significa.


Algo histórico está pasando en la Catedral y yo quiero estar exactamente aquí!

Fuente: DanteGebel.com



Compartir

Subir